Anuncio

Por hacer algo que todas las mujeres hacen terminó en el hospital y casi muere



Hoy tenemos una historia de esas que te servirán como advertencia para nunca cometer un error así.

Se trata de una joven inglesa de tan sólo 24 años llamada Emma Phillips, quien terminó en el hospital por algo que te parecerá muy vergonzoso. 


Lo que pasó fue que mientras Emma y su novio se divertían en la cama utilizando algunos juguetes traviesos, un pequeño vibrador terminó metiéndose muy profundo, hasta un lugar imposible de recuperar... Así es, entro por atrás y no lo pudieron sacar.



Lo más interesante del asunto es lo que la pareja intentó hacer para sacar el juguetito... 


Utilizaron todo tipo de utensilios de cocina para intentar recuperarlo. 

Pinzas de cocina, un tenedor, una pala para el sartén y nada funcionó, sólo les quedaba una opción: acudir al hospital. 


Por lo general, las personas que acuden al hospital por este tipo de casos, se sienten muy avergonzadas y tímidas; sin embargo, Emma no pensó igual, pues sabía que ocupaba la ayuda de profesionales. 


Los médicos lo sacaron en pocos minutos, y cuando le pidieron a Emma que dejara el juguete en el hospital, ella se negó, pues quería compartir su fotografía en Facebook. 


Lo que para la mayoría sería un secreto que se llevarían a la tumba, para Emma era una lección de aprendizaje que quería compartir con el mundo. Así que hizo una publicación contando toda su historia, aconsejando a las demás parejas que tengan cuidado cuando utilicen esa clase de juguetes. 



Las relaciones intensas entre las parejas son muy comunes, desgraciadamente para nuestra sociedad, utilizar juguetes es considerado un tabú, y por eso Emma compartió su historia, pues según ella, ¨es momento de ser sinceros y dejar la vergüenza a un lado¨. 

Google Plus